miércoles, 28 de junio de 2017

Useless - Absence of Grace


Año: 2016
Sello: Third Eye Temple
País de origen: Polonia

Esperaba más de éste primer trabajo de los polacos de Useless. La razón puntual por la cual tenía expectativas respecto al disco debut del trío oriundo de un país en donde el Metal Extremo tiene muy buenos exponentes, se centraba en un hecho puntual; o mejor dicho, en un integrante puntual de Useless. Me refiero a Z, baterista de Useless y miembro de los geniales Sigihl. Supuse que su presencia en Useless iba a dejar la puerta abierta para la experimentación, tal como sucede con Sigihl. Mas, no es así pues Useless tocan un Black Metal carente de sorpresas, apegado a los cánones tradicionales del género por momentos, y virando para el lado del Depressive Black Metal en gran parte del disco. No quiero que se me malinterprete, estos polacos son correctos en lo suyo, sobre todo en su manera de generar y manipular las atmósferas. Pero, y más allá de sus virtudes, les falta sorpresa.
Digamos que "Absence of Grace" es un disco de claroscuros, o de grises, si así lo prefieren. Alguno dirá que éste tipo de música es dominada por los grises, y es cierto. Pero, no es eso a lo que me refiero, no hago alusión a los tonos grises que predominan cuando la depresión hace su acto de presencia, sino a los claroscuros que surgen cuando el nivel de una obra oscila entre las virtudes y los defectos constantemente. Y eso es lo que le sucede al primer disco full de Useless: hay muchos altibajos, contrastes que no los favorecen. Voy a desgranar esto para que podamos separar los aspectos negativos de los positivos, siempre desde mi ultra-subjetiva visión de las cosas.
En el costado favorable podemos encontrar el sonido de la guitarra (a cargo de M, quien toca el bajo, además). Saturado e incendiario, la guitarra se convierte en una bola de odio que avanza sin detener su marcha, no dejando espacio alguno sin invadir con su sonido entre grotesco y mugriento, con el volumen a tope y la distorsión haciendo que las notas sean apenas reconocibles. Uno de los puntos altos de la placa pues, gracias a ése sonido, el álbum logra transmitir toda la desesperación y el odio que éste tipo de Black Metal exige. Además, la voz de J, sin ser algo destacable por su personalidad (hay muchos cantantes como él), es expresiva, idónea para lo que hacen estos tres polacos. Y Z hace lo que debe hacer: tocar lento y cadencioso cuando la canción lo pide, acelerar cuando es necesario, y acomodarse todo el tiempo a los climas y vaivenes de la obra de Useless sin ningún inconveniente.
Pero ¿y las canciones? Ahí hay altibajos. Esos altibajos surgen de la tendencia del grupo a repetir patrones archi-escuchados, repitiéndolos sin cambiarles nada, dejándolos en su lugar sin siquiera intentar una modificación que permita denotar la identidad del grupo, algo en medio de las pistas que lleve al oyente a identificar a Useless como entidad única. No, eso no sucede porque los tipos se apegan a las fórmulas y no se alejan de ellas ni por casualidad. Así y todo, hay momentos que merecen ser rescatados, tal es el caso de "Drown Your Hopes" y "When Demons Awake", en donde la tensión es tan fuerte e invasiva, que uno se siente placenteramente abrumado por los climas decadentes y el dolor acuciante que se esparce a lo largo de ambos canciones. Los restantes temas (son cinco canciones en total) no desagradan, pero no trascienden. Suenan asfixiantes, eso sí, te apabullan con su ira, con su desesperación, con la imponente muralla sonora levantada por el trío. Pero, insisto, no levantan vuelo en la parte creativa.
Sé que éste año lanzaron un EP llamado "Unholy Trinity", al cual aun no escuché. Debería hacerlo para corroborar si han elevado la puntería, y si siguen siendo lo que son: un grupo que suena como una bola de odio, pero al cual aun le falta madurar en la faz creativa.

Bandcamp
Label
Facebook
Dewar PR


martes, 27 de junio de 2017

Misanthropic Rage - Gates No Longer Shut



Año: 2016
Sello: Godz ov War Productions
País de origen: Polonia

El 2016 ha sido un año con mucha actividad para este dúo de Mińsk Mazowiecki, Polonia. En el mismo año lanzaron el muy interesante EP llamado "Qualia" (voy a tratar de reseñarlo en breve pues es un disco muy atractivo), y éste disco full, editados con seis meses de diferencia entre un lanzamiento y otro. W. en voz, y AR en todos los instrumentos y acompañamiento vocal, son los responsables de este peculiar grupo llamado Misanthropic Rage.
Lo de ellos es Black Metal, sí, pero alejado de los convencionalismos a los cuales son tan propensos los trve. Misanthropic Rage podría situarse en algún lugar -frío y oscuro- entre el espacio que une y separa a bandas como Master's Hammer, Mystifier, Christ Agony y el Tiamat de la etapa más extrema. Se usa la etiqueta Avantgarde Black Metal para clasificar al dúo en cuestión, y debo decir que no les queda nada mal dicha etiqueta. Sus texturas escapan al típico ataque rústico y alocado, aun cuando la agresividad no escasea, y los blast beats no abundan, siendo que no escatiman esfuerzo alguno a la hora de pisar el acelerador. Mas, lo de estos polacos es más místico y experimental que tradicional, sin lugar a dudas.
No es una banda fácil de asimilar, por cierto, y se nota que ellos están cómodos asumiendo dicha forma de encarar su propuesta, su forma de expresarla. Es como si huyeran a cada instante de los lugares comunes, aun habiendo arreglos y detalles que suenan muy familiares para el oído entrenado. O sea, que les guste alejarse de lo común no implica que estén haciendo algo completamente nuevo. Este tipo de Black Metal comenzó a hacerse, de forma muy subterránea, a fines de los 80's y tuvo un cuasi apogeo en los primeros años de los 90's, pero siempre de forma under, sin asomar su cabeza fuera de la superficie. Es de esperar, entonces, que Misanthropic Rage sigan la misma suerte que sus inspiradores ya que lo de éste grupo es poco convencional y para nada digerible a primera oída.
Usan texturas variadas en las que se privilegian las atmósferas por sobre el riff, entendido éste último como algo estructurado; prefieren echar mano a armonías sobrenaturales que sobrevuelan por encima de la canción, mientras la base intenta darle un toque terrenal a los tracks que conforman el disco. La voz posee el aura maléfica que siempre ha caracterizado al estilo, más el agregado de un efecto de reverb que le confiere ése toque cavernoso, de mazmorra, que pareciera ser inherente al subgénero.
No es un disco de hits, y eso está claro. Así y todo, canciones como "Into the Crypt" y "I, the Reedemer" llevan una luz de ventaja sobre el resto.
Si tuviera que elegir un disco por sobre otro, elegiría al EP que la banda lanzó en la primera mitad del año antes que elegir al full lenght que estoy reseñando ahora mismo. ¿Motivos? El nivel compositivo me resulta superior en el EP. Mas, siendo un disco difícil y hermético, "Gates No Longer Shut" tiene un encanto mágico que hace que deba recomendárselo a los fans de éste tipo de música.

Bandcamp
Facebook
Label

lunes, 26 de junio de 2017

Ecferus - Shamaniacal Essence


Año: 2017
Sello: Hellthrasher Productions (CD) / Independiente (digital, 2016)
País de origen: USA

Bastante activo está éste muchacho de Indiana, USA, conocido como Alp. Desde su primer disco en 2015 ("Prehistory") hasta el split junto a Palace of Worms, del cual haré una reseña en breve, Alp lanzó ocho trabajos bajo el nombre de Ecferus. De hecho, de éste "Shamaniacal Essence" hay dos versiones; una es la que él mismo editó el año pasado, y que se consigue a través de la cuenta que Ecferus tiene en bandcamp, y la otra es la que hoy me toca reseñar, la que lanzó éste año mi amigo Pawel a través de su sello Hellthrasher Productions. Esta última consta de cuatro canciones, mientras que la original tiene una canción menos. La canción extra se llama "Lobotomization Portal Ascent", y es la que abre la placa en su edición en CD.
De entrada nos encontramos con una aura maléfica y aires ritualísticos que se apoderan del panorama. Black Metal lleno de reverb y manifestaciones sobrenaturales que se convierten en sonidos hirientes, pero mágicos a la vez. La voz de Alp pareciera cabalgar sobre vientos circulares, pues su efecto es el de una voz que se transforma en varias gracias al andar de los vientos que parecieran circundar a cada una de las canciones que integran el EP. La sensación de estar ante un vacío insondable es enorme, y Alp aprovecha esa sensación para empujar al oyente hacia ése vacío.
Mitos primitivos y conceptos antropológicos evolutivos ligados a una visión mística del universo, sirven de fuente de inspiración no sólo en el aspecto lírico, sino también el faz musical. Y eso se nota más y más a medida que el disco avanza. Es por eso que resulta hasta obvio decir que "Psychophilic Volts" y "Deprogrammation Entraceptor", ambas con sus caóticas formas e irradiando una energía envolvente y desequilibrante, son las mejores canciones del disco; llevan el disco al climax absoluto, y no dejan resquicio alguno para que uno ponga en duda la esencia shamánica de la cual parte este norteamericano para engendrar sus creaciones musicales.
Como ya habrán notado, Ecferus es una one man band, algo muy típico en el mundo del Black Metal. Alp, lejos de amilanarse ante tamaño emprendimiento (convengamos que hacer todo uno solo puede terminar en desastre), se agranda y y emerge desde la fría niebla que abunda en la placa, con una presencia y una prestancia dignas de mención. Además, es un buen instrumentista en todos los rubros, aunque como baterista es una verdadera tromba.
Black Metal místico, frío e hipnótico. Cuatro pistas llenas de texturas obscuras, violencia cósmica y misantropía. No sólo es prolífico este tipo, también es bueno en lo suyo.

Facebook
Bandcamp
Label

domingo, 25 de junio de 2017

Sharp Weapons - Idem


Año: 2016
Sello: Static Tension Recordings
País de origen: USA

El sello Static Tension Recorings, con base en Oregon, Portland, viene apuntándose a varias buenas bandas jóvenes. Veamos: Curezum, Ctulu, Biotoxic Warfare, Noire, Time Walk, entre otros. Todos grupos diferentes entre sí, pero con una cualidad que los une: cada banda hace lo suyo muy dignamente, y tratando de alejarse, o al menos intentando no caer en la maraña de bandas mediocres que pululan por ahí. Sharp Weapons están dentro de dicho sello, es por eso que comencé la reseña hablando de ése sello norteamericano.
Sharp Weapons son una banda joven, y lo de ellos es realmente caliente y cortante como una navaja. Alguien los definió como una cruza entre Botch, Every Time I Die y High On Fire, y no es nada errónea dicha comparación con esas tres bandas pues realmente podemos encontrar cosas de los tres grupos en la música de Sharp Weapons. Por cierto, anoche reseñé el EP de una banda de Kansas llamada 34, banda que se mueve entre el Hardcore, el Noise Rock y el Metal Alternativo. No es una propuesta muy diferente de la que nos traen los Sharp Weapons, aunque hay diferencias marcadas que voy a marcar en lo que resta de la reseña.
El disco de este quinteto de Kansas es el debut absoluto de la banda, y nos trae nueve pistas en donde hay tanta furia como ironía en las formas en que translucen esa ira a través de los destellos de luz que dejan entrar para darle brillo a la música del grupo. Tienen tanto de Hardcore como de Metal, pero también hay elementos de las viejas bandas de Metalcore (las de los primeros 90's, nada que ver con el Metalcore aburrido y edulcorado de Killswitch Engage, por dar un ejemplo), y progresiones que en sus armonías contienen ineludibles referencias a lo mejor (y más duro) del Post-Hardcore, siendo esta, quizás, la etiqueta que mejor les calza. O sea, en potencia, esto sería dinamita pura. Permítanme corregirme: el primer disco de estos muchachos de Kansas es explosivo, sin vueltas.
Los dos primeros temas le permiten al oyente asentarse y entrar en confianza con la banda, con dos pistas que ponen de manifiesto cuáles son las armas que el grupo eligió para llevar a cabo su ataque sonoro. Pero, ya a partir del tercer tema ("Consume") la cosa se comienza a poner realmente buena, y ya en el quinto track ("Rabbit Hole") la banda explota. Todo lo que sigue de allí hasta el final, es vértigo e intensidad a más no poder, con canciones como "GDH" y "Brilliant Normal" rebozando energía, con velocidad, machaque y cambios de ritmo aplastantes que se conjugan para dar forma a las dos mejores piezas de un disco que comienza bien, pero que termina muy bien.
Producido por Justin Mantooth, quien es el bajista del grupo también, el álbum debut de Sharp Weapons es una exhibición de poder, ganas y buenas ideas, en ese orden de cosas. Y por culpa de esas tres características es que yo estoy esperando el siguiente paso de estos muchachos de Kansas.

Bandcamp
Facebook
Label
Dewar PR
 

Bury The Machines - Wicked Covenant


Año: 2017
Sello: Midnite Collective
País de origen: USA

Apenas leí que Bury The Machines es la criatura de un ex integrante de Yakuza, mi interés por este proyecto creció y bastante. John E. Bomher Jr es ése músico que hiciera lo suyo en Yakuza, y que ahora lleva adelante este proyecto al cual no resulta nada fácil clasificarlo. Nada nuevo bajo el sol pues Yakuza ya era una banda difícil de clasificar ¿por qué habría de ser diferente con Bury The Machines o con cualquiera de los nuevos emprendimientos de los integrantes de aquella fabulosa banda?
He leído etiquetas que son adjudicadas a Bury The Machines y que encajan bastante bien con lo que hace John E. Bomher Jr aquí, pero que no le hacen plena justicia pues acá siempre hay algo más, constantemente hay una vuelta de tuerca. Stoner, Psicodelia, Metal, en cada comentario que se hace sobre éste álbum de tres temas, aparecen esas etiquetas inmediatamente, como buscando darle un marco definitivo a lo que hace este músico. Sin embargo, creo que hay otros elementos que no quedan ajenas a lo que escuchamos en los 28 minutos que dura la placa. Desde Postrock hasta Post-Metal, pasando por Shoegaze y algunas locuras llenas de emoción, pero a las que es mejor no buscarles etiquetas pues sería como cortar su fluidez.
El disco empieza con "Beneath my Wrath", en donde surgen ideas constantemente y Bomher Jr se permite jugar con ellas a lo largo de 11 minutos y 33 segundos que te permiten 1- reconocer el terreno por el cual vas a moverte a lo largo de 28 minutos 2- buscar la manera de encontrarte a vos mismos dentro de la densa bruma que envuelve al disco en su totalidad. Es que Bury The Machines es una creación en donde se conjugan los contrastes constantemente, en donde los matices se suceden y se combinan o diluyen para dar lugar a otros matices. Y el primer track, sin ser lo mejor del disco, merece todas las palabras previamente escritas.
En "A Victim's Tears" los componentes que dan forma a la canción se posicionan de forma un poco menos anticonvencional, pero sin caer en lo convencional. Más Stoner, más Psicodelia, pero las rarezas siguen fluyendo con naturalidad, aun cuando las estructuras son demasiado complejas como para hablar de naturalidad. Mas, el tipo se las ingenia para hacer que todo suene real, aun cuando hay pasajes que parecieran estar allí de manera forzada. Pero el hombre-orquesta se las arregla para hacer que todo cierre.
Cierra el EP con la mejor canción del trabajo: "Waterweapon", en el que las piezas logran encajar a la perfección. Y es aquí en donde entonaciones de ensueño, muy ligadas al shoegaze, logran darle a la canción el marco de melancolía que la misma exige. Profunda y desoladora, pero llena de belleza, esta canción marca la diferencia con el resto por su enorme carga de sensibilidad, pero sin perder jamás la singular dureza que contienen todas las demás pistas.
Un EP en donde la conciencia pareciera ser el vehículo que lleva hacia la superficie a estados tales como la depresión, la melancolía, la sensación de pérdida de algo valioso. Un disco en el cual cualquier atisbo de optimismo y/o alegría se ve teñido de tragedia y sufrimiento. Sin embargo, la calidad y el buen gusto que por momentos exhibe John E. no desaparecen nunca, ni siquiera cuando dichos estados llenos de dolor se erigen como fuente de inspiración central. Mas, este muchacho sabe cómo poner elementos opuestos en un mismo lugar y hacer que todo encaje. Por supuesto, que encajen no les quita su condición de extraño.

Bandcamp
Facebook
Label
Clawhammer PR

sábado, 24 de junio de 2017

34 - Idem


Año: 2016
Sello: Fountain City Records
País de origen: USA

Desde Kansas City nos llega este quinteto llamado 34, quienes están ganándose la reputación de ser una banda muy caliente en vivo, todo gracias a los shows que la banda ha dado junto a bandas de la talla de Norma Jean, Black Breath, 68, entre otros. El EP que ahora voy a reseñar es el primer trabajo oficial del grupo en el cual podemos encontrar a miembros de bandas como Sisters Of..., Eighteen Visions, At The Left Hand of God, David Hasselhoff On Acid, y Maps For Travelers. La formación del grupo consiste en Brett Carter en voz (quien hizo el logo del grupo junto a Samantha Levi y Rob Mitchell), Erich Thomas en bajo, Jason Shrout en batería, Phil Wolf en guitarra, y RL Brooks en guitarra y voces.
EL EP consta de cinco pistas en las cuales la banda muestra un repertorio influenciado por bandas de culto como Quicksand (¿se acuerdan de ellos? Yo sí), Unsane y Coalesce. O sea que 34 se mueven en esa delgada, pero definida línea que divide y une a la vez, a estilos como el Hardcore más denso, el Noise Rock y el Metal Alternativo de la primera mitad de los 90's. Eso sí, el tratamiento sonoro, si bien tiene claros visos con los 90's, también tiene mucho que ver con el sonido que se usa actualmente dentro de la vertiente musical en la cual se encuentran estos muchachos de Kansas.
Densos, con mucho groove y disonancias a granel, la banda apuesta a poner al frente la voz portentosa y furiosa de Carter, cuyo estilo netamente Hardcore encaja a la perfección en la propuesta del grupo. Las guitarras oscilan entre los riffs secos y cortantes y las disonancias, mientras que la base rítmica se caracteriza por dos cosas: el bajo firme y de sonido metálico, y una batería que elige los tempos más bien sostenidos y cadenciosos, pero llenos de poder (el golpe de Shrout es realmente duro).
Arranca el álbum con la oscura "Alpha Blade", de la cual hicieron un vídeo, y las cosas se muestran muy claras: música turbulenta y odiosa, pero con fluidez en todos los campos que hacen a la misma. Luego viene el track más ganchero del disco, "Stick Em Up", con su estribillo pegadizo y la atmósfera densa impregnando toda la canción, haciendo de la misma lo mejor del disco. "T.S.Y.T" es la que más me recuerda a los ya mencionados Quicksand, sonando a híbrido entre los tres estilos que nombré al comienzo. "Flatliners" tiene un comienzo que me trae a la memoria al Korn del primer disco, aunque sin llegar a ser Nü Metal en ningún momento. "Machines" es la canción que cierra el disco y derrocha groove y energía por todos lados.
Cinco canciones, cinco tipos, toneladas de ira y un sonido entre pesado y eléctrico que les queda más que bien. Esto último, o sea, el sonido, tiene responsables directos: Justin Mantooth, quien hizo de ingeniero y mezcló el EP, y Mike Nolte, quien lo masterizó. Estos muchachos lograron darle al primer trabajo de 34 un sonido consistente, ruidoso, crudo y moderno a la vez. Crudo y moderno...creo que con esas palabras resumo lo que éste EP es.

Bandcamp
Facebook
Dewar PR

viernes, 23 de junio de 2017

Tongues - Idem EP


Año: 2016
Sello: Core Records
País de origen: Australia

Cuenta la historia que Colin Jeffs comenzó a trabajar en éste proyecto apenas dejó Aversions Crown, su anterior banda (banda de Deathcore, por cierto). Cuenta la historia, además, que Tongues es fruto de la colaboración entre cinco amigos, quienes unieron su pasión por determinados estilos, su obsesión por ciertos sonidos, y decidieron dar rienda suelta a su creatividad, resultando de tal unión esto que hoy se llama Tongues.
El EP de la banda de Gold Coast (Australia) es breve, pero su poder y un buen puñado de canciones, hacen que el mismo parezca más breve de lo que en realidad es; al menos para mí, claro. Su combinación de Meshuggah, Deathcore lleno de groove y machaque arrastrado, con elementos del beatdown/downtempo, doble ataque vocal (con unos cuántos invitados que realizan duetos con la gutural voz central del grupo), y un sonido claramente hi-fi, han hecho que escuchar este EP me resulte muy, pero muy entretenido. Y digo esto sin ser un fan del estilo, ya que ni el Deathcore ni el Djent (estilo con el cual hay flirteos) son de mi predilección. Pero lo de estos aussies tiene tanto poder, tanta adrenalina y está hecho de manera tan convincente, que hasta me atrevo a decir que es un EP irresistible.
El álbum comienza con el oscuro "No Solace", del cual han hecho un vídeo clip. Ritmos a lo Meshuggah, guitarras gordas y retorcidas, un bajo omnipresente, y una voz gutural que transmite odio hasta en los instantes en los que hace silencio. Ya en la primera pista la banda saca a relucir su afán por no apegarse a los moldes más estrechos del género pues incluyen un rapeo oportuno e intenso que queda muy bien. Le sigue "Vermin", prácticamente con las mismas características de su antecesor, para luego darle paso a "Dead Hand", en donde la base rítmica hace estragos con su groove demoledor.
Finalizando la placa, aparecen los dos mejores temas del disco: "Worm Food", con sus juegos rítmicos avasalladores, el scratching permitiendo que la atmósfera sea más tensa aun, y la banda desatando su furia sobre ruedas, para finalizar el disco con el otro punto alto del disco: "Old Hate", una verdadera exhibición de odio posmoderno, en donde la banda muestra sus credenciales de la mejor manera posible.
Mucho se lo critica a éste género, y muchas veces con justa razón. Hay demasiadas bandas y la mayoría se parecen (innecesaria y sospechosamente) entre sí. Pero, hay excepciones a la regla, como en todo, y Tongues son una honrosa y aplastante excepción.

Bandcamp
Facebook
Core Records
Against PR

jueves, 22 de junio de 2017

Divine Realm - Tectum Argenti


Año: 2016
Sello: Autoproducido
País de origen: Canadá

Un cerebro fue el que creó esta banda. Con el tiempo, la que en un principio fuera una one man band, se convirtió en un grupo hecho y derecho. Hoy, la banda consta del padre la criatura (Leo Diensthuber en guitarras) junto a otros dos virtuosos, a los cuales el término cerebritos les calza a la perfección.
"Tectum Argenti" es, según leí, la cuarta edición del grupo canadiense, y su título hace alusión a un techo de plata que tranquilamente podríamos relacionar con el tectum o lámina cuadrigémina que forma parte del mecencéfalo. Nada raro este tipo de conexiones biológicas/neurológicas con lo que hace la banda, pues es claro que a estos tipos les atrae más la ciencia que lo meramente existencial o mundano. Y está bien que sea así pues en esa forma de ser, y en esa forma de ver el mundo y encarar las cosas, reside la esencia de Divine Realm.
El trío conformado por Diensthuber en guitarras, Marc Roy en guitarras, y el bajista/productor/ingeniero en sonido Tyler Brayton, más el baterista Josh Ingram, se encuentra en la vena de bandas como Animals As Leaders o The Human Abstract. He aquí una palabra que resume una parte de lo que es esta banda: abstracción. Todo parece ser el fruto de abstracciones y razonamientos excesivos, todo esto enmarcado dentro del mundo de lo musical, confeccionando cada pieza con una obsesión por la perfección que asusta y asombra.
Metal Progresivo + Djent, más algún toque propio del Metalcore más complejo, y texturas que indefectiblemente me hacen pensar en el alien de la guitarra por excelencia: Steve Vai. Hay escalas, arreglos, armonías, que me llevan a pensar en Vai. Mas, lo de éste combo de virtuosos no va tanto por el lado de la canción -instrumental-, sino que se mueven, mayormente, por el camino de las composiciones poco convencionales y sobrecargadas de arreglos, aunque instrumentales, eso sí.
Como suele suceder con éste tipo de bandas, tienden a enceguecer por culpa de su enorme talento instrumental y terminan haciendo agua en algunos pasajes. Es como que en su afán por demostrar cuan bien tocan, por momentos entran en terrenos de confusión y caen presos de su propia trampa. Eso sí, cuando aciertan, aciertan. Entre los grandes aciertos están "Cloak and Dagger", en donde sacan a relucir un arsenal de ideas (además de las impresionantes interpretaciones), y la pieza que da nombre al disco, en donde el groove sirve de sustento para que los guitarristas deslumbren con sus complejos y refinados arreglos y solos.
Obviamente, la producción es digna de un grupo de perfeccionistas. Todo suena limpio, brillante, futurista, inhumano y cerebral a la vez. O sea, la clase de sonido que una banda como Divine Realm debe tener.
¿Si los recomiendo a todo el mundo? No, esto no es para todo el mundo. Si te gustan los cerebritos sacándole chispas a sus instrumentos, Divine Realm es lo tuyo. Si no te gustan, pues está en vos darles una chance o no. Y si, como yo, sos de los que buscan siempre escuchar cosas nuevas, y te adaptas al estilo y la banda sin prejuicios de por medio, te digo que estos muchachos tocan tan bien, que da gusto escucharlos tocar sus instrumentos. Les vendría bien componer canciones más atractivas, pero eso es algo que digo más por deseo mío que por una realidad intrínseca a la banda.

Bandcamp
Facebook
Mind Eraser PR